Los estilos para las invitaciones de boda son cada vez más amplios. Atrás quedaron aquellos tiempos en los que únicamente podíamos encontrar tarjetas de invitación de carácter tradicional con un estilo más sobrio. Hoy podemos acudir a cientos de tiendas especializadas en este tipo de productos y encontrar un amplio catálogo de invitaciones. Las más clásicas y sencillas con sus encantadores lazos, corazones, anillos, flores y tonos pastel. Y las más modernas con colores más vivos e imágenes completamente originales para que los novios puedan dejar perplejos a todos sus invitados. No obstante, también existe la posibilidad de personalizarlas a gusto de los novios si estos solicitan un estilo diferente en la tienda, si llevan una imagen que les guste, o pueden incluso hacerlas en casa para lo cual existen muchas formas diferentes de hacerlo.

Tipos de invitaciones para bodas

Pueden utilizarse desde preciosas plantillas de Internet que son totalmente gratuitas y pueden ser impresas o enviadas por email hasta invitaciones hechas de manera digital con ayuda de algún software para PC que sea sencillo de manejar o, incluso, hacerlas a mano. Esta última opción se trata de una tendencia que se ha puesto muy de moda en la actualidad y ya son muchas las parejas que se deciden a ponerse manos a la obra y a fabricar de manera artesanal sus propias invitaciones de boda a través de unas sencillas instrucciones. Además, no encontrarás ninguna dificultad para encontrar los materiales adecuados en cualquier imprenta o tienda de manualidades. De esta forma pueden conseguir que sean únicas al mismo tiempo que se ahorran una importante cantidad de dinero. En cualquier caso, se trata de que la pareja plasme a través de sus tarjetas de invitación su personalidad para que de esta forma resulten más inolvidables.

Ideas para tarjetas de invitación sencillas

Si aún no sabes por qué estilo decidirte para adquirir tus tarjetas de boda, pero tienes claro que no quieres nada recargado, te traemos algunos consejos que pueden ayudar a decidirte. Para empezar, debes saber que las invitaciones de boda sencillas son una excelente opción para aquellas personas que buscan que sus tarjetas resulten prácticamente atemporales, es decir que no pasen de moda y es que lo sobrio y lo elegante son dos requisitos indispensables si quieres que tus invitaciones continúen siendo igual de bellas que el primer día incluso con el paso de los años. Por ejemplo, te recomendamos que evites los colores estridentes que resulten demasiado llamativos y decídete por tonos más de tipo pastel como el amarillo, el beige, el rosa o el blanco inmaculado, muy apropiado para este tipo de evento. Además, intenta que los elementos decorativos sean los menos posibles. Lo ideal sería que eligieses un único motivo y lo potenciaras en tus invitaciones de boda pero sin que llegue a ser demasiado recargado. En cuanto a los adornos que puedes elegir, resultarían muy adecuados unos pequeños lazos que sirvieran para atar el envoltorio para las mismas. No obstante, que tus tarjetas sean sencillas, no quiere decir que no sean bonitas, sino todo lo contrario pues resultarán mucho más elegantes. Además, todo dependerá de los colores y del estilo que escoja la pareja protagonista de la boda pues al fin y al cabo son los que tienen la última palabra en todo esto. Pero no te preocupes porque existen infinidad de modelos en los catálogos de las tiendas que resultan muy apropiados. No lo pienses más y decídete por unas tarjetas clásicas a la par que sencillas que no pasen de moda y que siempre mantengan vivo el recuerdo de tan singular acontecimiento.